CNT Málaga Un sindicato para luchar Tlf 647 03 66 40
Estás aquí : Portada del sitio » Acción Social » Secretaría Jurídica y Pro-Presxs » No a los CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) » Crónica de la manifestación por el cierre inmediato del C.I.E. de (...)

Crónica de la manifestación por el cierre inmediato del C.I.E. de Capuchinos

D 23 de junio de 2008     H 09:43     A Secretaria_Prensa     C 0 messages


Málaga, 21 de Junio de 2008

La convocatoria de la Coordinadora de Inmigrantes de Málaga ha sido apoyada por decenas de organizaciones que llamaron a manifestarse el pasado 21 de Junio por las calles de Málaga por el cierre de todos los Centros de Internamiento para Extranjeros, y en concreto por la clausura inmediata del C.I.E. Capuchinos de nuestra localidad.

La respuesta de una amplia representación ciudadana a la convocatoria se puso en evidencia en el colorido de la marcha, con una plural participación del espectro político de izquierdas, entre asociaciones, sindicatos, algún partido político, e independientes. Hay que destacar la ausencia de los partidos políticos mayoritarios. La actitud de los y las manifestantes fue sensata pese a los problemas para la salida, y la variación del recorrido por no estar previamente autorizado. Tras las gestiones de algún diputado, se pudo salir por calles peatonales y sin interrupción del tráfico rodado, debiendo circular la manifestación por las aceras en las partes en que se tenía que ocupar la calzada. El desarrollo del I Foro Social de las Migraciones en nuestra ciudad, durante este fin de semana, ha propiciado también la asistencia de personas de varios puntos de la geografía andaluza. Así, ataditos en corto, y con el ánimo caldeado por la luz verde dada por el Parlamento Europeo a la nueva Directiva Europea de Retorno de Inmigrantes, conocida ya como la ‘directiva de la vergüenza’, la manifestación empezó a expresar el malestar sobre las actuales condiciones de detención administrativa a la inmigración no regulada, y las barbaridades proyectadas para un futuro próximo.

Además de las consignas contra la indefensión jurídica absoluta dentro de estos establecimientos de detención de extranjeros, hubo otras aludiendo a su cierre y a las malas condiciones de vida que en ellos se padece. También se corearon llamamientos a favor de los derechos laborales y sociales para todos. El clima pacifico y festivo alumbró todo el recorrido hasta llegar a la Plaza Capuchinos donde se enclava el siniestro cuartel del ejército reconvertido a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.) y en la que nos esperaban unas cuantas dotaciones de la Policía Nacional, apertrechada frente a la fachada del edificio con sus vehículos antidisturbios y con la zona acordonada para impedir cualquier acercamiento. No en vano, la Subdelegación de Gobierno ya se encarga sistemáticamente de incumplir la sentencia del Tribunal Supremo de 2005, de permitir el acceso al recinto de una comisión de organizaciones con una labor evaluativa, que resuelve la petición de la Plataforma de Solidaridad con los y las Inmigrantes contra la orden ministerial que regula el régimen interior y de funcionamiento de los Centros de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.).

El punto de color lo daba la fachada del edificio con una decoración alusiva a la sangre derramada dentro de sus muros, y es que no hay que olvidar que este triste C.I.E. ya recoge en su trayectoria desde el año 1990 alguna muerte por suicidio y otros hechos graves como huelgas de hambre, incendios, abusos sexuales, uso de la fuerza, aislamiento, además de otras impunidades y escándalos. La marcha se concentró en los jardines de la plaza, donde se leyó el comunicado de la manifestación y en la que se cedió la palabra a las diferentes organizaciones participantes.

El tema aún no esta cerrado, por el oportuno protagonismo que van a asumir en un futuro cercano estos establecimientos de detención, a los que se les otorga la posibilidad de retener a una persona hasta 18 meses por una falta administrativa. Al paso de las corrientes xenófobas que azotan la Europa de las ¿Libertades?, el partido del gobierno ya se ha afanado en anunciar que el periodo máximo de retención actual pasará de 40 a 60 días.

En cuanto al C.I.E. Capuchinos, recordar que el pleno del ayuntamiento de Málaga aprobó su cierre con el apoyo de IU y PP (no se les vio por la manifestación…), y con la abstención de PSOE que parece que tiene claro el talante a aplicar a los extranjeros. En esta convocatoria se ha exigido el cierre definitivo de este espacio de la impunidad y que el edificio sea destinado a equipamientos sociales y culturales de la ciudad.

POSICIONAMIENTO DE CNT-AIT ANTE LOS C.I.E.

El Sindicato de Oficios Varios de CNT-AIT en Málaga ha decidido apoyar esta convocatoria así como otras anteriores, porque recoge el espíritu abolicionista de la anarcosindical, que rechaza toda forma de privación de libertad sobre las personas, y por la aspiración universal en la equiparación de derechos y libertades sin restricciones administrativas y sin distinción de fronteras, banderas, ni nacionalidades.

La CNT-AIT entiende que un Centro de Internamiento para Extranjeros (C.I.E.) a pesar de presentarse como un establecimiento público de carácter no penitenciario, alberga implicaciones represivas para el control social de las personas de otros lugares de procedencia, y que gestionado por la Dirección General de la Policía mantiene una función retributiva en cuanto pretende la detención y custodia de extranjeros sometidos a expediente de expulsión del territorio nacional.

Su creación a través de una Orden Ministerial implica la alevosía de quienes infringen medidas de privación de libertades a personas que no han cometido delito alguno, salvo la infracción administrativa de no disponer de los papeles en regla, a excepción de quienes hayan conmutado una pena por la expulsión. Esta distinción con el ámbito penitenciario produce una conculcación de derechos por cuanto este internamiento no obedece a delito penal tipificado, y en el que no existen las mismas garantías jurídicas y constitucionales de los condenados a penas de prisión, aunque éstas tampoco hayan resultado válidas hasta el momento, y sean igualmente denunciables.

En funcionamiento desde 1985, se gestan al hilo de un gran vacío legal que rellena su regulación en 1999 y posteriormente, con la Ley y el Reglamento de Extranjería. Durante esos primeros 14 años de vida, los C.I.E. eran territorios de nadie, donde la normativa era arreglada por la jefatura policial correspondiente. Hoy día, y pese a la normativa que los rige, aún aparecen graves deficiencias, como mala organización, horarios y actividades según cada centro, falta de asistencia social y programas de educación y tiempo libre, inexistencia de actividades deportivas, hacinamiento, falta de recursos, etc.

CNT-AIT denuncia el enorme secretismo y la falta de transparencia en la gestión de los C.I.E. por parte de la Dirección General de Policía, las malas condiciones de los centros en general, y la impunidad con la que se opera dentro de esos muros de detención y custodia. De igual modo, denuncia la abstracción en la que se desarrollan las políticas migratorias en el mundo globalizado, y en nuestro ente económico-político europeo, del que el estado español es un apéndice más en la estructura de los blindajes Schengen.

NI FRONTERAS NI BANDERAS

ABAJO LOS MUROS DE LOS C.I.E.

CAPUCHINOS EQUIPAMIENTO SOCIAL Y CULTURAL YA

Lxs compañerxs de CNT-AIT de París, han traducido este artículo al francés, al tiempo que nos enviaban una noticia sobre elincendio de un C.R.A. en Vincennes