CNT Málaga

Un sindicato para luchar Tlf 647 03 66 40

Portada del sitio > Acción Social > Secretaría Jurídica y Pro-Presxs > Amadeu Casellas Ramón > [Málaga] Pasacalles por la libertad de Amadeu y otros

[Málaga] Pasacalles por la libertad de Amadeu y otros

Lunes 1ro de junio de 2009, por cnt_malaga

El pasado viernes 29 de Mayo, el centro de Málaga se vio sorprendido con un pasacalles por la libertad de nuestro compañero, Amadeu Casellas preso desde hace 23 años y protagonista de varias huelgas de hambre para dar a conocer su situación. Como no podía ser de otra forma, también denunciamos la situación de otros presos en similares condiciones, como Joaquín Garcés, Miguel Fco. Montes, Manuel Pinteño, y un largo etcétera que puebla las cárceles desde hace ya mucho tiempo, conculcándoles el derecho a salir en libertad de manera continuada.

Antes de la salida, estuvimos concentrados en la parte baja de la calle Larios, eje comercial del centro ciudad que estaba abarrotado de gente. Allí desplegamos la pancarta y colocamos visibles los carteles de los presos ante la sorpresa de los allí congregados. Como siempre, voces amigables y discordantes empiezan a aparecer. El tema de las cárceles apunta siempre a posiciones encontradas y sentimientos íntimos, aunque se puede aseverar que el mensaje criminalizador de los medios de comunicación es el preponderante en el discurso de la masa. No obstante, aún es mucha gente la que está convencida de que una medida tan deshumanizadora no debería entrar en nuestro ordenamiento jurídico.

El recorrido hasta la Plaza de la Constitución estuvo muy saturado de gente que asistía a un concierto in situ y que curioseaba de los panfletos. Otras personas hacían evidencias de su rechazo. No obstante, nuestro paso no quedo indiferente y al menos arrancamos una opinión espontánea a quienes presenciaron el pasacalles. Cuando enfilabamos a calle Granada, la estrechez hizo más cercana la conversación. Recuerdo como le explique a un viandante interesado, que hay pruebas objetivas de que se ponen resistencias a la salida progresiva hacia la libertad, encontrándonos con el agujero negro del primer grado, unos segundos grados restringidos en los permisos legales de preparación para la vida en libertad. En esa correlación, la ausencia de permisos hace que el tercer grado no se conceda, y éste es el requisito para la libertad condicional. En definitiva, sus complejos expedientes hacen que hechos del pasado sigan siendo barreras en el presente, cuando ya se suponen depurados. Con el simple hecho de aplicar sus leyes, la excarcelación de muchos sería efectiva.

Así, entre reflexiones llegamos a la Plaza de la Merced toda para nosotros. Primero porque presentaba una vacuidad anormal debido al concierto, y segundo porque la dotación de policias se cansaron de perseguirnos. Allí colgamos la pancarta y pusimos visibles los cartelones hasta que reemprendimos la marcha hasta el sitio de salida.

La única diferencia de la vuelta fue que el sol dió paso a la luminosidad artificial. Aún así, nos preguntamos cómo puede aseverarse que la cadena perpetua no existe en el estado español cuando hay personas que cumplen sus condenas íntegras sin disfrutar de los mecanismos legales establecidos para el acceso a la libertad, como es contabilizar fielmente las redenciones por trabajo y otros que ofrecía el antiguo código penal, la aplicación de la refundición de condena más favorable atendiendo si provienen del código penal de 1973 o de 1995, la limitación de los permisos de salida, la excarcelación por enfermedad incurable, etc. Cómo pueden existir supuestas leyes de excepción como el cumplimiento íntegro de penas, la doctrina Parot, etc, que además superan la excepcionalidad por las que fueron creadas -terrorismo- para asentarse en otros tipos delictivos, ante la impasible conducta de la sociedad.

Nuestra denuncia siempre ha ido en el sentido de denunciar las cárceles por ser la herramienta que tiene el estado para criminalizar la pobreza y neutralizar la disidencia. Es el elemento más visible del control social, y el más demostradamente inútil para combatir la delincuencia, con altas tasas de reincidencia y de enfermedad.

La política penitenciaria que padecemos en el estado español, tiende al encierro crónico, siendo el segundo país del mundo tras los EEUU, en periodos más largos de cumplimiento, y el primero en Europa de ocupación. La política de las macrocárceles sólo asegura un gran negocio.

Para finalizar el acto, se leyó una carta de Amadeu Casellas en la que nos invitaba a difundir la lucha por el derecho de acceso a la libertad. Nosotros y nosotras nos fuimos anunciando que volveriamos.

Amadeu está de nuevo en huelga de hambre desde el día 25 de mayo y en huelga de sed desde el día 1 de junio, por hacerle cómplice de actuaciones espontáneas contra el CIRE que le han supuesto la prohibición de comunicar.

Pro-Presxs