CNT Málaga Un sindicato para luchar Tlf 647 03 66 40
Estás aquí : Portada del sitio » Acción Sindical » [Málaga] 16 Enero 2010 Manifestación Regional contra la Crisis

[Málaga] 16 Enero 2010 Manifestación Regional contra la Crisis

D 17 de diciembre de 2009     H 23:08     A cnt_malaga     C 0 messages


Espejismos [ nota del Comité Regional de CNT-AIT de Andalucía ]

Nada más que espejismos son algunos de los datos que el INE nos ha ofrecido con la última encuesta de la EPA. Una bajada del desempleo de 14.100 personas en España y de 4.300 en Andalucía. ¿Acaso significan el tan esperado cambio de tendencia en las incesantes subidas de las cifras de paro? Eso no se lo cree ni el propio Gobierno. Todos los gobernantes suelen lanzar las campanas al vuelo cuando las cifras son de su conformidad o se ajustan a sus previsiones, mas en este caso hasta ellos mismos nos dicen que los datos que correspondan a los próximos meses pueden ser aún peores. Cautela, pues.

Que duda cabe que esta bajada correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre ha estado condicionada por la campaña turística y por las obras llevadas a cabo con los fondos estatales y autonómicos invertidos en obras públicas –FEIL y PROTEJA-. Pero el verano acabó y buena parte de estas obras públicas también tocaron a su fin. Lo que no ha cesado es la destrucción de empleo. Las cifras siguen siendo de vértigo y la situación de las familias no es muy esperanzadora.

Ante este panorama llama la atención la escasa movilización social que se está produciendo. Las encuestas de opinión nos dicen que el descontento social ha aumentado en los últimos meses; ya no se culpabiliza sólo a las entidades financieras, como al principio de la crisis, sino a los gobiernos, central y autonómicos. A la situación de la crisis acompaña, además, un nuevo aluvión de casos de corrupción de la clase política –Gürtel, El Ejido, Mercasevilla, etc., etc.-, que no hacen sino aumentar la desconfianza en los partidos, en las elecciones, en los gobiernos.

Pero hay colchones para todo. Los conocidos como ‘agentes sociales’, los sindicatos UGT y CCOO y la patronal, que duda cabe que están ejerciendo su labor de contención. En Andalucía ya nos anuncian para las próximas semanas importantes avances en la VII Concertación Social, un engaño más, como las VI anteriores. Bolsas de dinero de las que un importante pellizco son subvenciones para los propios agentes.

El descontento está en la calle, pero es incapaz de articularse de una manera eficaz. Están surgiendo asambleas de parados de carácter puramente local, inconexas, vinculadas a sus inmediatas condiciones, pero no preocupan a más autoridad que al alcalde del municipio en cuestión. Nuestros compañeros de Lebrija se enzarzaron en una lucha honesta hace unos meses. En diversos pueblos de la campiña cordobesa hay conatos diversos que arrancan lentamente. En Jaén hay asambleas y manifestaciones en Úbeda, Bailén, Torreperogil. En Jerez de la Frontera, cuadrillas de albañiles exigen trabajo paralizando las obras en las viviendas del Polígono San Benito, que son acalladas con los antidisturbios. Protestas, al fin, que se disolverán como azucarillos si no encuentran una coordinación suficiente, unos objetivos comunes. Ante esta situación, como ante otras semejantes, la CNT siempre ha lanzado el mensaje de que lo que no quiere es el voto de los trabajadores, ni suplantarles en su fuerza y su decisión, porque siempre les ha dicho a los trabajadores que la resolución de sus problemas es cosa de ellos mismos, o no será. Éste es el espíritu de la Acción Directa, la que hace falta poner en práctica frente a la desilusión, frente al desengaño de políticos y agentes sociales, frente a los espejismos.

Crisis y paro en Andalucía

A pesar de que el Gobierno se esfuerza por insuflar optimismo en los medios de comunicación, lo cierto es que sus propios pronósticos apuntan a que el paro seguirá creciendo en lo que queda de año y continuara haciéndolo en 2010. Organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o la OCDE han revisado sus pronósticos sobre España para pintar un panorama más sombrío aún, ya nadie duda que el año que viene nuestro país superara una tasa de paro del 20%.

En Andalucía las consecuencias sociales de esta crisis serán aún más devastadoras, la economía andaluza está sustentada en el turismo y la construcción , sectores muy vulnerables a la crisis actual. Eso se va a traducir en que a principios de 2010 tendremos una tasa de paro en Andalucía del 30 %, es decir uno de cada tres trabajadores estaremos sin empleo. Actualmente ya somos más de un millón de parados en Andalucía y nos encontramos con casi 300.000 hogares en donde todos sus miembros están en el paro. Las empresas están aprovechando la coyuntura de crisis para ajustar y reducir plantillas , en los primeros 6 meses de 2009 el número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo aumentó un 1.092%

A la terrible situación provocada por el Paro hay que añadir el deterioro creciente de las condiciones laborales de los que aún conservan su puesto de trabajo , el miedo a perder el empleo es el caldo de cultivo perfecto para que los empresarios se aprovechen más aún, son muchos, los trabajadores que están oyendo aquello de “esto es lo que hay, si quieres bien y si no, hay cola para ocupar tu sitio”. Los datos oficiales indican que la negociación colectiva está estancada, los empresarios no quieren negociar ni subir los salarios,( por ejemplo en nuestra comunidad se niegan a aplicar la subida pactada a nivel nacional para los trabajadores de la construcción, ) y cuando lo hacen es para conseguir más ventajas, así por ejemplo la jornada laboral media pactada durante los dos últimos años ha aumentado, pasando de las 1.755 horas anuales en 2007 a ser de 1761 euros actualmente.

Pero al margen de lo que indican las cifras oficiales, la realidad es mucho peor, en los pueblos de Andalucía muchas empresas están pagando sueldos por debajo de lo establecido en el convenio e imponiendo unas condiciones laborales abusivas.. Ante la dramática situación que ya están viviendo cientos de miles de trabajadores, el Gobierno ha respondido con una limosna de 421 euros durante 6 meses, en principio sólo para los que agotaran su desempleo a partir del 1 de agosto y finalmente y ante la indignación general provocada por la arbitrariedad de ese decreto, han anunciado que cuando acabe el trámite parlamentario podrán acceder a esta medida quienes agotaron sus prestaciones desde el 1 de Enero de 2009, a pesar de esa mejora, sigue siendo una medida injusta y discriminatoria, que deja al margen a mas de 700.000 parados que, o bien agotaron el desempleo antes de Enero o ni siquiera llegaron a cobrar ninguna prestación.

Nadie en su sano juicio puede pensar que se puede sobrevivir con 421 euros al mes. La tacañería de Zapatero con los parados contrasta con la generosidad con la que trata a los banqueros y a los empresarios, mientras que esa ayuda a los parados supondrá un gasto de unos 1.300 millones de euros, a la banca le han dado 100.000 millones en avales, 50.000 millones para el Fondo de adquisición de activos financieros y 90.000 millones para los Fondos de Reestructuración y ordenación bancaria.

Zapatero pese a su retorica progresista está desarrollando una política claramente favorable a los intereses de la élite financiera y empresarial. Les suprimió el Impuesto sobre el Patrimonio, por lo que el Estado ha dejado de ingresar durante 2008 la cantidad de1.800 millones de euros; rebajó 5 puntos el Impuesto de Sociedades, por el que los empresarios se han ahorrado durante el pasado año 8.120 millones de euros. Sólo con este dinero habría para multiplicar por 7 la prestación a los parados. Ahora anuncia que subirá los impuestos a las rentas del capital, pero ya sabemos que este gobierno es especialista en decir una cosa y hacer la contraria.

España es uno de los países económicamente más fuertes del mundo, no existe un problema de recursos o riqueza a la hora de atender las necesidades sociales de los parados, sino un problema de voluntad política para conseguir una mejor y más justa distribución de la riqueza. Para conseguir que se produzca ese giro en la política económica del Gobierno es necesaria una inmediata y amplia movilización social, y hasta ahora lamentablemente esta no se ha producido, los conatos de protesta están siendo escasos y con un seguimiento menor del esperado.

Muchos trabajadores se creen aún la cantinela de que ya hemos tocado fondo y pronto todo volverá a la normalidad, pero desgraciadamente la mayoría de los expertos y algunos de los economistas de mayor prestigio internacional están alertando de que esta crisis apenas acaba de empezar. El capitalismo es un gigante con los pies de barro y corremos el riesgo de que en su desmoronamiento acabemos todos enterrados en barro. Es hora de “ponerse la pilas”, de empezar a organizar la resistencia, de exigir que ningún parado quede sin una prestación que le permita vivir dignamente, de impedir que nadie pierda su vivienda por no poder pagar la hipoteca, de evitar que los salarios o las pensiones pierdan poder adquisitivo y conseguir todo esto dependerá básicamente de lo que hagamos cada uno de nosotros.

Antonio Baena Espejo

Andalucía Libertaria · número 1 · octubre 2009