Un sindicato para luchar Tlf 647 03 66 40
Estás aquí : Portada del sitio » Acción Sindical » Concentración solidaria contra la "prohibición" de la F.A.U.-A.I.T. de (...)

Concentración solidaria contra la "prohibición" de la F.A.U.-A.I.T. de Berlín, frente al consulado alemán en Málaga.

D 31 de enero de 2010     H 10:58     A SOV-Málaga     C 0 messages


agrandir

El pasado viernes 29 de enero de 2.010 por la mañana, laC.N.T.-A.I.T. malagueña se congregó en el frontis del consulado alemán de Málaga para protestar contra la reciente resolución de la justica berlinesa que no reconoce como sindicato a la F.A.U.-A.I.T. de Berlín. Estas siglas corresponden a la Freie Arbeiter-Union, en castellano, Unión Libre de Trabajadores, sindicato asociado a la Asociación Internacional de los Trabajadores; al igual que nuestro.

Esta sentencia, que se dictaminó el pasado 11 de diciembre por el Tribunal Estatal de Berlín, se traduce de facto en prohibir su labor sindical. En caso de desobedecer, se la ha amenazado con multas de varios cientos de miles de euros y penas de prisión. Todo ello, se declaró en un juicio sumario sin vista oral y sin posibilidad alguna de que la F.A.U.-A.I.T. tomase parte en él.

El fallo de este Tribunal no es casual, sino que está en estrecha relación con el conflicto laboral que mantiene la F.A.U. berlinesa con el cine Babylon, cuya junta directiva buscaba dicho veredicto.

Desde junio de este año, la F.A.U.-A.I.T. de Berlín y su sección sindical en el cine Babylon han luchado por un convenio colectivo en el único cine semi-privado de la ciudad. A pesar de que recibe subvenciones públicas, sus trabajador@s reciben unos sueldos de miseria y no se respetan sus derechos laborales.

Su lucha y eficiente boicot, ha supuesto una serie de mejoras de sus condiciones laborales y ha tenido una amplia repercusión en la opinión pública. Contra ellos, junto a los empresarios, se han situado: partidos políticos (Die Linke), burócratas sindicales (Ver.di), y en último lugar, la justicia berlinesa.

Nuestra concentración se ha realizado en respuesta a la convocatoria de la FAU-AIT de dos jornadas internacionales de protesta para los días 29 y 30 de enero. Así, hemos expresamos nuestro repudio a la represión sindical que ejerce el estado alemán contra los trabajador@s que se quieren organizar con independencia del Estado y la patronal. Así, hemos mostrado nuestra solidaridad para con los compañeros alemanes y nuestro convencimiento de que finalmente, y por muchas zancadillas que les ponga tanto la patronal como la justicia burguesa, saldrán adelante, victoriosos.

Tuú también puedes apoyar a la F.A.U., mandando una carta a la embajada o consulado de Alemania más cercano:

Word - 22 KB

A la máxima autoridad de la embajada/consulado de Alemania,

El Estado Alemán se muestra al mundo como ejemplo de brillante democracia, pero recientemente se ha demostrado como está lejos de serlo cuando un Tribunal Estatal Alemán ha dictaminado no permitir a los trabajadores asociarse libremente. Esto supone un duro ataque a los derechos de los trabajadores, en concreto, a la libre sindicalización. Debido a esta reciente prohibición, la libertad de los trabajadores a formar sindicatos ha sido restringida o anulada.

El Tribunal Estatal de Berlín no reconoce en su ámbito de jurisdicción al sindicato F.A.U. o Freie Arbeiterinnen – und Arbeiter Union (adherido a la International Workers’ Association o I.W.A.), como una organización de trabajadores con derecho a defender sus intereses legítimos. Esto se ha hecho sin ningún tipo de audiencia. Además, ha tenido lugar tras la larga lucha sindical que ha mantenido el sindicato FAU-AIT con el cine Neue Babylon Berlin GMBH en Berlín. Esto nos recuerda los episodios más tristes de represión del pasado nazi en Alemania en 1933, cuando fue prohibida la actividad de este mismo sindicato.

No se puede permitir que se pisen los derechos de los trabajadores en su país. Recuerden que la República Federal de Alemania está infringiendo de esta forma los convenios de la OIT y de los derechos humanos en materia sindical. La prohibición de una organización independiente de trabajadores es un escándalo. No se puede permanecer impasible mientras no se le devuelva a la F.A.U. del Estado de Berlín la posibilidad de realizar su labor sindical.

La sociedad en general está conociendo este escandaloso estado de cosas, este recorte a los derechos de los trabajadores. Con la presente, esperamos que eleve nuestra protesta y se reivindica: que la República Federal de Alemania revoque dicha prohibición; que se respeten los derechos a la libertad de sindicación reconocidos por todas las instituciones y países democráticos; y que cesen las amenazas económicas o contra la libertad, cuando los miembros de la F.A.U. defiendan sus intereses y necesidades.

Atentamente,