CNT Málaga Un sindicato para luchar Tlf 647 03 66 40
Estás aquí : Portada del sitio » Acción Social » Imputados once militantes de CNT por okupar el hospital de San (...)

Imputados once militantes de CNT por okupar el hospital de San Jorge

D 26 de mayo de 2013     H 17:19     A     C 0 messages


La organización lleva décadas reclamándolo como patrimonio sindical. El edificio ha sido desvalijado tras cuatro años de abandono

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza ha imputado a once militantes del sindicato CNT como presuntos autores de un delito de usurpación de inmueble por la okupación pacífica del antiguo hospital geriátrico de San Jorge, un edificio abandonado de la calle Padre Manjón e incluido en el Patrimonio Sindical Acumulado (PSA) cuya entrega viene reclamando la organización desde hace tres décadas.

Los sindicalistas, salvo uno de los encartados, que está pendiente de citación por exhorto por residir en Vitoria, han ido pasando en las últimas semanas por el juzgado.

En sus comparecencias negaron que hubieran efectuado ninguna usurpación: entraron en el antiguo hospital, en el que permanecieron durante 48 horas —hasta que los desalojó la Policía— efectuando tareas de limpieza y rehabilitación. Su intención no era apropiarse del inmueble, al que entraron sin forzar la puerta, sino adecentarlo.

Y no les faltaba trabajo. El edificio, rehabilitado en el 2004 pero que en la actualidad lleva cuatro años abandonado, presenta un notable deterioro. En él no quedan radiadores, ni apenas ningún objeto cuyo material principal sea el metal, especialmente en el caso del cobre.

VENTANAS

Solo funcionaba un grifo —de los pocos que quedaban— y las ventanas, de aluminio, habían sido arrancadas una a una. Los sindicalistas las hallaron apiladas en una pared, donde alguien las había dejado preparadas para llevárselas.

La intención del sindicato era convertir el antiguo hospital geriátrico de San Jorge en su sede en Delicias, que también acogería a la Asamblea de Parados y a otros colectivos sociales y del barrio. Sin embargo, los sindicalistas solo pudieron permanecer en el edificio por espacio de 48 horas, hasta que los desalojó la Policía. Los agentes identificaron a doce personas, once de las cuales han resultado imputadas.

Los encartados, defendidos por el abogado Ramón Campos, explicaron en el juzgado que la CNT reclama el edificio por proceder del patrimonio sindical. De hecho, la organización ha mantenido contactos con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para alcanzar un acuerdo que permita saldar la histórica deuda y salvar el inmueble.

Fuente: El Periódico de Aragón